¿Qué es el Kitting en logística y cómo realizarlo?

Daniel Bengochea
Daniel Bengochea
Aug 8, 2023
Logotipo de un proceso de Kitting.

Kitting es una estrategia logística ideada para optimizar los tiempos de trabajo en los almacenes y centros de distribución. Nace en la industria manufacturera con el fin de agilizar el ensamblaje de productos de fabricación. Sin embargo, debido a su eficacia, cada vez más sectores lo están implementando.

En este artículo te mostraremos qué es el Kitting y cómo puedes aplicarlo en tu negocio.

Qué es el Kitting en logística

Kitting es el proceso de agrupar diferentes componentes o piezas para enviarlas o comercializarlas como una única unidad. Supone identificar aquellos productos relacionados entre sí y empaquetarlos para crear kits útiles para el comprador.

Un ejemplo muy claro lo encontramos en los kits de ensamblaje de muebles de empresas como Ikea. La idea consiste en tener preparados los packs para que los operarios del almacén no tengan que buscar las piezas por separado. Otro ejemplo son los kits de venta de un dispositivo electrónico con sus accesorios (smartphone, cargador, auriculares, etc).

Beneficios del Kitting

Como puedes observar, este tipo de estrategia ofrece múltiples ventajas:

  • Aumento de la eficiencia operativa dentro del almacén
  • Reducción de errores durante los procesos de picking y empaquetado de productos
  • Ahorro de tiempo y recursos por parte de los empleados 
  • Mejor aprovechamiento del espacio de almacenamiento
  • Mayor facilidad de evitar evitar roturas de stock
  • Mejora de los procesos de control de calidad 
  • Optimización de la cadenas de suministros
  • Mejora de la experiencia de cliente
  • Aumento del precio medio por pedido
Mujer hace Kitting en un almacén

Tipos de Kitting

El kitting ha ido evolucionando con el paso de los años hasta adaptarse a todo tipos de industrias. Las estrategias más comunes son:

  • De producto: se agrupan varios productos relacionados en un solo paquete o kit para su venta
  • Promocional: se crean kits con productos relacionados o complementarios con el propósito de promocionar una marca, producto o evento 
  • De ensamblaje: se agrupan los componentes necesarios para ensamblar un producto final 
  • De mantenimiento: se agrupan piezas y herramientas necesarias para realizar tareas de mantenimiento o reparación en un equipo o sistema
  • De alimentos: en la industria alimentaria, se pueden crear kits que contienen ingredientes específicos para preparar una receta o una comida completa

Ejemplo de proceso un de Kitting

Una de las industrias que más se beneficia del Kitting es el eCommerce. Veamos cómo sería un proceso de creación de un kit de maquillaje.

Paso 1: Identificación de los productos

Lo primero será determinar qué tipo de kit queremos crear y sus componentes. Es importante apuntar el precio de cada pieza para poder determinar el valor final.

  • Base de maquillaje: €20
  • Corrector: €10
  • Rubor: €15
  • Sombra de ojos: €12
  • Delineador de ojos: €8
  • Máscara de pestañas: €10
  • Barra de labios: €7
  • Brochas y pinceles: €25
  • Esponja de maquillaje: €5
  • Estuche de maquillaje: €15

Paso 2: Creación del kit 

Una vez sabemos qué artículos compondrán nuestro kit, deberemos reunir cada uno de ellos y verificar su calidad. Después, colocaremos cada artículo dentro del paquete de manera organizada, para que no se muevan al ser transportados. Podemos utilizar divisores o material de relleno. Por último, asignamos un precio. En este caso: 127 €.

Paso 3: Gestión del inventario

Almacenaremos todos los kits en una zona habilitada para que los operarios del almacén puedan acceder a él con la mayor eficiencia. Asimismo, es conveniente llevar un registro del inventario y actualizar regularmente esta información.

Paso 4: Proceso de pedido y envío

Cuando un cliente realice un pedido del kit de maquillaje profesional, el operario recogerá uno de los kit preensamblado que contiene todos los productos. Dicho kit deberá ser etiquetado y enviado al cliente a través de una empresa de transporte. 

Cómo hacer Kitting: consejos prácticos

Las siguientes prácticas ayudará a que tu proceso de Kitting alcance los resultados deseados:

1. Realiza previsiones de tu demanda

Saber qué cantidad de pedidos van a llegar es esencial para planificar la cantidad de kits a producir y así satisfacer la demanda. Te recomendamos analizar los datos de otros años para encontrar patrones de compra y poder crear estimaciones acertadas.

2. Organiza adecuadamente el almacén

Un buen diseño de almacenes reducirá el coste del Kitting. Designa una zona específica para el ensamblaje y agrupamiento de kits, equipada con estanterías o áreas de trabajo dedicadas. Mantén una disposición lógica de los productos relacionados cerca entre sí para minimizar el tiempo de búsqueda y recogida. 

3. Verifica y etiqueta los productos

Etiqueta cada artículo correctamente y utiliza un sistema de escaneo de código de barras para evitar errores o confusiones durante el packing o la elaboración de los kits. También es importante que toda la documentación del pedido esté correctamente cumplimentada.

4. Identifica los productos más rentables para cada kit

Debes seleccionar productos que sean relevantes y complementarios entre sí para satisfacer una necesidad específica del cliente. Considera la funcionalidad, temática, ocasión o problema que el kit resolverá. Evita crear kits sin un estudio previo sobre su rentabilidad.

Si diseñas kits de ensamblaje, deberás crear y añadir las instrucciones dentro del paquete. Intenta que sean claras y sencillas.

5. Añade un precio adecuado

Calcula los costes de los productos incluidos en el kit, agrega los costes de empaquetado y etiquetado, y considera el valor percibido por los clientes. Asegúrate de obtener un margen de beneficio razonable.

6. Comunica y promociona tus kits 

Comunica claramente la introducción de los kits a tus clientes. Destaca los beneficios de comprar productos en conjunto y cómo los kits pueden simplificar sus procesos o mejorar sus experiencias.

Utiliza estrategias de marketing efectivas para promocionar los kits. Esto podría incluir campañas de correo electrónico, publicidad online y materiales promocionales en tu sitio web y puntos de venta.

7. Automatiza la gestión de pedidos y logística

Mediante el empleo de tecnología avanzada, el kitting se simplifica y agiliza enormemente. Outvio cuenta con soluciones profesionales de automatización para procesos logísticos y de gestión de pedidos. Desde la verificación de mercancía, hasta el etiquetado o la gestión de pedidos y devoluciones. Pruébalo gratis.

8. Prueba y mejora tus kits

Inicia con una fase piloto para probar tus kits antes de una implementación completa. Recopila comentarios de los clientes y el equipo involucrado en el proceso de ensamblaje para identificar posibles áreas de mejora.

Realiza ajustes según la retroalimentación y las métricas recopiladas. La mejora continua es esencial para optimizar tus operaciones de kitting y garantizar su éxito a largo plazo.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre Kitting y VAS?

Kitting y VAS (Value-Added Services) son dos enfoques logísticos utilizados en la gestión de inventario y la cadena de suministro. Kitting se refiere al proceso de agrupar varios artículos relacionados en un solo kit o paquete para facilitar su manejo y envío. Por otro lado, VAS se centra en agregar valor adicional a los productos mediante actividades como ensamblaje, etiquetado personalizado o embalaje especial.

¿Cómo afecta el Kitting a la experiencia de cliente?

El kitting puede mejorar la experiencia del cliente al ofrecer soluciones completas y convenientes. Para asegurarte de que los kits lleguen en perfecto estado, utiliza un empaque seguro y realiza pruebas de calidad antes del envío.

¿Qué tipos de empresas son las que más se benefician del kitting?

Las empresas de comercio electrónico, fabricantes, distribuidores y minoristas pueden beneficiarse del kitting al mejorar la eficiencia en sus operaciones y ofrecer soluciones más convenientes a los clientes.

Conclusión

La implementación exitosa del Kitting requiere una planificación cuidadosa, atención al detalle y un compromiso constante con la mejora continua. Al seguir estos pasos y adaptarlos a las necesidades específicas de tu negocio, estarás bien encaminado para aprovechar los beneficios del Kitting en tu almacén logístico. Recuerda que el enfoque en la calidad, la eficiencia y la satisfacción del cliente será clave en cada etapa del proceso.

Compartir artículo


Artículos relacionados.