Qué es el dropshipping. Dropshipping en España

by Mariluz | No comments.

Si has llegado hasta aquí, probablemente estés pensando en abrir tu propio negocio de dropshipping. Seguramente hayas escuchado lo fácil que es vender productos de dropshipping, y lo rico que te vas a hacer… Bueno ya sabes que no debes creerte todo lo que lees en internet. El dropshipping es una forma de venta como otra cualquiera y vas a tener que trabajar duro, aunque el proceso de venta no sea el tradicional.

En el artículo de hoy, resolveremos todas tus dudas sobre el dropshipping, qué es (y qué no es), las ventajas y desventajas que supone elegir vender como “dropshipper” (así te llamarás si te decides a hacerlo) o cuáles son las mejores plataformas para crear tu empresa de dropshipping, entre muchas otras cuestiones.

Qué es el dropshipping

El dropshipping es un método de venta que consiste en suministrar un bien sin que pase por los almacenes, es decir, el producto llega al cliente directamente desde el fabricante o proveedor y el vendedor solo se encarga de la venta, dar atención al cliente, gestionar el envío del producto o posibles devoluciones, etc.

Hay una infinidad de artículos que puedes comercializar de forma exitosa en tu negocio de dropshipping. Desde artículos de moda como bolsos, calzado, ropa deportiva, lencería, ropa de baño o ropa personalizada hasta informática, libros, lienzos y otras piezas de decoración, pasando por plantas vivas y flores, vino, nutrición deportiva, videojuegos, accesorios de cocina, productos de farmacia y perfumería. Incluso puedes comercializar muebles o frutas y verduras, aunque en este caso la logística de tu tienda online debe funcionar a la perfección en materia de envíos.

Similar al dropshipping puede ser, para algunos, la venta por marketing de afiliación. En este caso, una persona o empresa recomienda un producto y lo enlaza a la página de venta del proveedor o fabricante, que es quien cierra la venta (donde se realiza el pago, quien se encarga del envío, quien gestiona las devoluciones y provee el servicio de atención al cliente, etc). La persona que recomienda el producto solo es responsable de que el comprador acuda a la tienda, es decir, genera un tráfico. Solo cuando el comprador realiza la adquisición del producto, el vendedor le da una comisión de venta a la persona o empresa que recomendó el producto.

Estas infografías te aclaran las diferencias entre cada una.

dropshipping vs marketing de afiliacion outvio

Diferencias entre dropshipping y marketplace

Muchas personas encuentran que estos términos están íntimamente relacionados. Definitivamente, en muchos casos lo están, pero no tienen por qué estarlo. A continuación, explicamos las diferencias entre estos términos.

Dropshipping, como apuntábamos anteriormente, es un modelo de venta donde el dropshipper o vendedor proporciona unos artículos directamente desde el proveedor, sin que los productos pasen por sus manos.

Un marketplace es un mercado online en el que puedes encontrar distintas tiendas y vendedores, de artículos similares o completamente diferentes.

En ocasiones, los dropshippers comercializan sus productos a través de uno o varios marketplaces como Amazon o eBay o también pueden comercializarlos a través de una tienda online y obtener los productos de un marketplace. Es por esto, que estos dos conceptos, aunque no sean lo mismo, suelen estar relacionados y aparecen con frecuencia juntos.

Diferencias entre dropshipping y Amazon FBA

Ahora que ya tienes más claro lo que es el dropshipping, te explicaremos de forma general en qué consiste el programa de Logística Amazon FBA.

Este programa se creó para facilitar la tarea de envío, gestión de inventario y de atención al cliente cuando vendes a través de Amazon. A través del él, puedes externalizar la gestión logística de tu ecommerce, otorgando a Amazon muchas de tus obligaciones (y derechos). Este programa supone tener que pagar comisiones a Amazon por el servicio.

Si quieres hacer dropshipping, no tienes por qué usar esta herramienta. Ya que simplemente tienes que contactar con un proveedor de confianza y empezar a vender. Para optimizar la gestión logística puedes utilizar una herramienta como Outvio, pero la Logística de Amazon FBA hará que tengas que pagar por la gestión del almacén, los envíos y la atención al cliente, por lo que aunque ahorrarás tiempo y espacio, los beneficios de tus ventas se verán mermados de forma considerable.

Si quieres saber más sobre el FBA de Amazon también puedes consultar nuestro artículo Amazon FBA y Amazon FBM ¿Cuál es para ti?

Diferencias entre dropshipping y cross docking

En este caso, estamos comparando un método de venta (dropshipping) con un método de gestión logística (cross docking). Aunque dicho así parece imposible confundirlos, la verdad es que tienen algunos puntos en común.

Cuando un vendedor opta por una logística cross docking también ahorra en los costes y mantenimiento del almacén, ya que el artículo llega a la tienda y sale de ella hacia el cliente o el punto de venta en un tiempo de almacenamiento y manipulación de menos de 24 horas. Esto termina por acortar también el tiempo de gestión del inventario, como las tareas de carga, descarga, picking, etc. y los costes que ello conlleva.

En el dropshipping estos costes se reducen a cero, al menos de forma directa, ya que es el proveedor quien se encarga de gestionar los productos en el almacén.

Qué ventajas tiene hacer dropshipping

Ahora que ya sabes exactamente en qué consiste el dropshipping, qué es y qué no es dropshipping, te diremos que abrir un negocio basado en el dropshipping es cada vez más frecuente. El dropshipping presenta algunas ventajas en comparación con métodos de venta tradicionales:

  • Ahorra los costes por almacenaje que normalmente recaen en el vendedor
  • Da mayores márgenes de beneficios, ya que el vendedor puede comprar un producto al por mayor y venderlo al por menor, por un precio más alto

Qué desventajas tiene un negocio de dropshipping

Sin embargo, no todos los negocios basados en el dropshipping son exitosos. Hay ciertos peligros e inconvenientes que corres al elegir este método de venta.

  • Garantía. La garantía de la mayoría de productos en España es de dos años. Esta garantía recae en las manos del fabricante o del vendedor. Si el fabricante o proveedor que has elegido para tu negocio está fuera de España, quizás no cumpla con las normas o periodos de garantía, por lo que tendrías que hacerte cargo tú como vendedor de ofrecer esa garantía o indemnizar al comprador, en caso de rotura, avería, etc.

 

  • No tienes el control del producto. Si eliges un proveedor poco fiable, puedes perder tu fuente de productos y, por lo tanto, las ventas y la base de tu negocio. En esencia, con el dropshipping, dependes de tu proveedor.

Cuando tus ventas empiecen a crecer, el proveedor quizás no sea capaz de ofrecerte la cantidad de productos suficientes para tu mercado. Esto significa que tendrás que cambiar de proveedor o comercializar nuevos productos, que puede que no tengan la misma recepción en tus clientes.

 

  • Atención al cliente. En el dropshipping, es el vendedor quien gestiona la atención al cliente, a pesar de que ni siquiera ve el producto. Esto puede ser un poco complicado, sobre todo, cuando hay reclamaciones. Además, será el encargado de gestionar el envío: elegir transportista y tarifa: Correos, Correos Express, Seur, Mrw, Gls, Nacex… Si hay algún problema a este respecto, es también él el que da la cara ante el comprador.

Por el contrario, si el vendedor no es responsable de la gestión del envío, puede que no tenga la posibilidad de contactar con el cliente e informarle de posibles incidencias o cambios en la entrega o recepción del envío. Esto puede arruinar completamente la experiencia de compra de tus clientes.

Si trabajas con más de un proveedor y tu comprador pide artículos de diferentes proveedores, tú tendrás que pagar más de un coste de envío, pero el comprador solo pagará uno (o debería pagar solo uno).

 

  • Divisa. El mercado de divisas está en constante cambio. Esto puede afectar a los márgenes que obtengas si tu proveedor se encuentra en un país diferente al tuyo (con otra moneda).

 

  • Facturación y otros detalles fiscales. Hacer dropshipping desde España puede ser algo complejo de hacer por ti mismo. Seguramente necesites la ayuda de un asesor para asegurarte de que cumples con toda la normativa y no recibes una sanción del Estado. Adelantamos los detalles más importantes en el siguiente apartado.

Fiscalidad y dropshipping

Facturación. Quién paga los impuestos en dropshipping

En el caso del dropshipping, por tratarse de un método de venta, podemos decir que de forma general, el IVA que aplica depende de dónde resida el consumidor final, es decir, el cliente asume el pago de los impuestos según la legislación del país de destino del producto.

Si vendes en España, el cliente final deberá pagar el IVA correspondiente en España. En el caso de que vendas en Estados-miembro de la UE, debes tener en cuenta si el destinatario es un particular o una empresa. Dependiendo de esto, deberás facturar con el IVA del país de origen de la tienda online o aplicar la Inversión del Sujeto Pasivo.

El pasado 1 de julio de 2021 entró en vigor la reforma de la Ley del IVA, que eliminó la exención del IVA de las importaciones con un valor inferior a 22€, lo que implica que todos los productos que entren en cualquier país de la Unión Europea van a estar sujetos al IVA de cada país y deberán quedar retenidos en la aduana hasta el pago de dicho IVA. Este pago va a recaer en el cliente, que tendrá que abonar un 21% del valor del producto. 

Dropshipping y recargo de equivalencia

El recargo de equivalencia es un tipo de régimen especial de IVA que se aplica a comerciantes minoristas, ya sean personas físicas o comunidades de bienes, que comercialicen artículos que no hayan sido modificados por ellos. Este es el caso del dropshipping.

Este IVA especial no está disponible si vendes vehículos, joyas, productos petrolíferos, maquinaria industrial o prendas de vestir que usan pieles de carácter suntuario (excepto bolsos y carteras), entre otros.

Además, existen algunas excepciones que nos permiten eludir este régimen. Por ejemplo, si más del 20% de nuestra facturación se realizara a autónomos o empresas, podemos aplicar el régimen general de IVA en el ejercicio fiscal siguiente. Podemos mantenernos así durante el siguiente año fiscal siempre y cuando mantengamos este porcentaje y podamos justificarlo con las facturas y documentos correspondientes.

El recargo de equivalencia supone que cuando realizamos una venta, es el proveedor del producto el que repercute el recargo de equivalencia. Exactamente igual que sucede con el IVA, con la peculiaridad de que se añade por separado al IVA y según el tipo impositivo. Más específicamente:

  • Para el tipo de IVA del 21%, el recargo es del 5,2%.
  • Para el tipo de IVA del 10%, el recargo de equivalencia es del 1,4%.
  • Si el producto aplica un IVA del 4%, el recargo es del 0,5%.

En definitiva, en la factura debe constar la base imponible, el IVA y, en función de este, un recargo de equivalencia que también se calcula sobre la base imponible. Además, en esta factura se debe acreditar que se está sujeto a ese régimen especial. Así como el resto de datos que se deben incluir en una factura de régimen general: fecha de facturación, datos del emisor, datos del receptor, base imponible, número de factura…

Estar sujeto al régimen de recargo de equivalencia significa que no deberás presentar el modelo 303 ni el 309, ni llevar un libro de IVA, a menos que haya productos que sí estén bajo el régimen general. Sí que deberás acreditar ante los proveedores que te acoges a este régimen especial de IVA y llevar un registro y conservación de las facturas de los proveedores para incluir los gastos en el modelo 130, relacionado con el IRPF.

Dropshipping y autónomos

Ser autónomo en España viene acompañado de muchos gastos. Muchas personas no dan el salto por los inconvenientes que trae el pago de una cuota fija, que no depende del nivel de beneficios y que, además, es bastante alta.

Con el aumento de la venta online, han surgido muchos interrogantes, como quién paga los impuestos en el caso de hacer dropshipping o si hay que ser autónomo o tener una empresa para vender productos online.

Si solo planeas vender de forma esporádica, la respuesta es no. En la mayoría de los casos puedes hacerlo como particular, aunque suele haber un máximo de beneficios o de ventas que pueden limitar tu actividad o hacer que tengas que facturar como empresa o autónomo.

Si quieres hacer del dropshipping un negocio rentable, necesitarás registrar una empresa o bien darte de alta en el régimen de autónomos. De lo contrario, podrías recibir una sanción por parte de la Seguridad Social.

Pero, ¿qué es la venta habitual? A ojos de la Administración, toda actividad que se realice con cierta frecuencia, sea esta diaria, mensual, anual… Además, si compras al por mayor sin ser autónomo la Seguridad Social considerará que eres un profesional y tendrás que darte de alta.

Si ya estás decidido a probar suerte con el dropshipping, puedes comprobar cuáles son las plataformas más preparadas para este negocio.

Qué plataforma es mejor para crear una tienda online de dropshipping

Shopify

Shopify se puede integrar fácilmente con otros canales de venta como son las tiendas en redes sociales como Facebook o Instagram, herramientas de creación de contenido como WordPress u otras plataformas o blogs, así como con marketplaces de tráfico alto como Amazon o eBay. Esto puede ser una de las claves que te haga decidirte a usar Shopify, especialmente, si estás pensando en crear una tienda de dropshipping.

Si quieres crear una tienda online con Shopify, deberás suscribirte a uno de sus planes: Plan Basic, que cuesta actualmente 29 US$, el Plan Shopify, 79 US$ o el Plan Advanced Shopify 299 US$, según las necesidades de tu negocio. Además, Shopify cuenta con un sinfín de herramientas que te permitirán gestionar tus pedidos de dropshipping de forma sencilla.

Magento

Magento es una plataforma self-hosted de código abierto, lo que permite modificar las funcionalidades y apariencia de tu tienda online, de acuerdo con tus necesidades y preferencias.

Además, Magento ofrece la posibilidad de tener una estrategia omnicanal, por lo que tus distintos canales de venta no solo estarán relacionados, sino que estarán conectados. Esta omnicanalidad facilita la gestión del negocio y dará una imagen de marca más clara a los compradores. Los compradores demandan más flexibilidad, tanto de dispositivo para realizar la compra, como de canal, opciones de entrega…

Magento Order Management te permite centralizar el inventario global, buscar artículos para preparar los pedidos de forma más eficiente y combinar los mundos online y offline. También podrás reducir costes y brindar una mejor experiencia de compra. Podrás enviar desde y a cualquier lugar (envíos a tienda, desde tienda, compra online con recogida en tienda, etc).

WooCommerce

Con WooCommerce puedes integrar tu tienda online con otros canales de venta mediante una extensión multicanal como la de Facebook, Pinterest, Etsy, eBay… También puedes compartir tu página web en redes sociales como Instagram, Facebook o Youtube a través de WordPress y atraer más tráfico a tu web y, potencialmente, a la tienda.

Esta es una de las ventajas que ofrece WooCommerce frente a otras herramientas de venta. Al estar alojada en tu página web, el tráfico llega de forma orgánica y seguramente se sienta atraído por tus productos, además de tu contenido.

Por lo tanto, es bastante sencillo crear tu tienda online en WooCommerce si quieres hacer dropshipping. Esta opción puede ser la mejor para ti si ya cuentas con una página en WordPress y publicas con asiduidad. Si por el contrario no tienes aún ninguna plataforma, quizás esta no sea la más adecuada para ti.

WooCommerce es gratuita, pero si quieres crear tu tienda online en WordPress necesitarás un plan de suscripción como el Business (25€/mes) o el eCommerce (45€/mes).

PrestaShop 

PrestaShop es otra plataforma de CMS que funciona bien para hacer dropshipping. Si ya tienes una cuenta en PrestaShop, o te has decidido a abrirla ahí por sus ventajas, puedes instalar un módulo de PrestaShop para dropshipping. Dentro de esta categoría, hay hasta 20 herramientas para realizar esta tarea.

Para ello, dirígete a la sección de Addons de PrestaShop y entra en la categoría Tiendas especializadas > Dropshipping. Solo tienes que elegir los módulos que mejor funcionen para tu caso particular.

Puedes consultar nuestro artículo sobre los mejores módulos gratuitos de PrestaShop para echar un vistazo a las opciones gratuitas que te da PrestaShop para facilitar tu tarea de dropshipping. Tener una tienda en PrestaShop, en principio, es gratis, pero tendrás que pagar por la mayoría de Addons que instales.

Wix

Puedes tener un negocio de dropshipping en Wix, sin embargo, esto es solo posible para los planes Business Ilimitado o Business VIP. Si cuentas con una tienda online en Wix y estás suscrito a uno de estos planes, podrás conectar tu tienda online con plataformas como Spocket, 365Dropship o Modalyst, lo que te permitirá gestionar tus productos y ventas de dropshipping de forma más sencilla.

Si aún no tienes una tienda online creada y estás pensando en crear tu negocio de dropshipping desde cero, quizás esta opción no sea la mejor para ti, ya que de entrada necesitarás un plan de suscripción al Business Ilimitado (25€/ mensuales) o Business VIP (35€/ mensuales).

eBay

eBay es un marketplace con una larga trayectoria en lo que a ventas se refiere, ya que está en funcionamiento desde hace más de 25 años. Esto hace que se pueda integrar y compartir en casi cualquier sitio en internet: redes sociales, Google Shopping, tiendas online, etc.

Puedes utilizar eBay para enlazar productos que tengas en tu tienda online o puedes crear dos tiendas online (una en eBay y otra en otra plataforma de ecommerce) y conectarlas para que solo tengas que llevar la gestión de un inventario. Si este otro CMS también funciona bien en el área de dropshipping, el éxito está casi asegurado.

Por ejemplo, puedes tener tu tienda online en Shopify, conectarla con tu tienda online de eBay y pedir los productos a través de una app de Shopify para dropshipping. Esto facilitará enormemente la gestión de los pedidos y aumentará tus ventas, ya que contarás con una estrategia multicanal muy potente.

Amazon

Amazon de forma similar a eBay, tiene una posición muy importante como marketplace internacional. Amazon permite la integración con otros canales de venta como pueden ser tu página web o tu tienda online hospedada en un CMS como Shopify, WooCommerce, 3dcart o Magento. Además puedes compartir los productos por medio de links de afiliación en multitud de redes sociales.

Amazon cuenta con el plan de Logística multicanal (FBA) que hemos mencionado antes. Uno de sus puntos negativos es que  implica tener que pagar una tarifa adicional que variará según el lugar al que envíes y el tamaño de tu artículo.

Enlazar tu tienda de Amazon con tu tienda online en otro CMS o con otra tienda en otro marketplace puede ser la mejor opción para ti si lo que buscas es ampliar tus canales de venta. Si te decides por vender también a través de Amazon o únicamente desde ese canal de venta, te recomendamos que no externalices la gestión de tu logística y envíos, si no que utilices la herramienta que automatiza los procesos logísticos por ti, Outvio.

Gestión profesional de los envíos y devoluciones de dropshipping

Sin duda, tener una tienda online que comercializa a través del dropshipping trae muchas ventajas, una de ellas, es la externalización del almacenamiento y el ahorro de gastos que esto conlleva.

Sin embargo, si envías desde España, puedes tener un control en tiempo real del seguimiento de los pedidos con Outvio, la herramienta de envíos y devoluciones que está revolucionando el mercado.

Además, a diferencia de otras apps, también te da herramientas analíticas para que obtengas estadísticas adicionales de tu negocio y proporciona funcionalidades de marketing y branding, para que no pierdas tu esencia.

En concreto, integrar tu tienda online con Outvio te permite centralizar los datos de los pedidos en una app de interfaz sencilla, donde podrás ver el estado de todos tus pedidos a través de un menú que sigue el orden lógico de preparación y envío de un paquete.

Como punto extra, podrás contar con tu propio portal de devoluciones, personalizado con el branding de tu marca, dentro de tu tienda online. Así como la posibilidad de incluir un portal de seguimiento personalizado y en tiempo real, dentro de tu página web. Esto hará que tus clientes no tengan que acudir a la página del transportista para encontrar esta información, por lo que ganarás tráfico.

Como hemos mencionado anteriormente, Outvio proporciona herramientas que te ayudan a mejorar el proceso postventa de tu marca. Por ejemplo, podrás mantener al día a los clientes del estado de los pedidos a través de emails personalizados con el branding de tu marca o llevar un seguimiento de las incidencias e intentar solventarlas antes de que afecten al cliente, etc.

Si quieres, puedes probar Outvio durante 7 días de forma gratuita y ver si es la solución a tus problemas de servicio postventa.

Esperamos que este artículo sobre dropshipping haya resuelto todas las dudas que tenías y las que aún no te habían surgido. Cada día más personas se decantan por abrir su propio negocio online. Hay muchas formas de vender online, pero si lo que quieres es tener éxito a largo plazo, es importante que consideres todas las ventajas de vender mediante dropshipping comparado con vender a través de un marketplace o tienda online. Sea cual sea tu decisión, ten por seguro que Outvio hace más fácil la tarea. Regístrate ahora y prepárate para mejorar la gestión de los envíos.

Si quieres saber más sobre cómo automatizar tus envíos y devoluciones online, regístrate en Outvio y te lo contamos con más detalle. ¡Prueba gratis nuestra herramienta para gestionar tus envíos y devoluciones!

¡Regístrate ahora!

No comments yet