Plataformas de ecommerce: ventajas y desventajas de los mejores CMS para tu tienda online

by Gadea Martin | No comments.

¿Cuál es la mejor plataforma para tu ecommerce? Tanto si te has decidido a emprender un negocio como si estás pensando en digitalizar tu tienda física, tarde o temprano tendrás que pasar por este proceso.

La elección no es del todo sencilla, ya que por fortuna, el mercado actual dispone de una amplia variedad de CMS. Para los despistados, estas son las siglas de Content Management System, lo que en español traduciríamos como “sistema de gestión de contenidos”. Se trata de un software capaz de almacenar, ordenar y procesar contenido para páginas web. Buscar cuál es la plataforma más apropiada para tu ecommerce es el primer paso que tendrás que dar, ya que son los pilares para tu tienda online.

En este artículo analizamos algunas de las más populares y te contamos cuál es la mejor plataforma para tu ecommerce en función de tus necesidades.

¿Qué es una plataforma de ecommerce y para qué sirve?

Una plataforma de ecommerce es una herramienta digital para crear una tienda virtual. Normalmente permite realizar compras y ventas, ofrece gestión de catálogo de productos, base de datos de los clientes, plataformas de pago, etc.

Cada vez es más frecuente que el propio software te de la posibilidad de crear tu página web desde cero y gestionar las operaciones diarias, aunque algunas son más sencillas que otras.

¿Qué ventajas tiene utilizar una plataforma de ecommerce?

Estas son algunas de las ventajas que tiene utilizar una plataforma de ecommerce:

  • Horarios flexibles: Tus clientes podrán hacer sus compras las 24 horas del día, sin importar que sea domingo o haya una pandemia asolando el mundo. Por tu parte, podrás gestionar tu negocio cuando tengas tiempo o seas más productivo, en lugar de ceñirte a unos horarios estipulados como se hacía antes.
  • Globalización: No importa dónde vivas, si cuentas con las herramientas apropiadas podrás trabajar en tu tienda online desde cualquier parte. A su vez, tendrás la posibilidad de contar con proveedores y clientes de cualquier lugar del mundo y sin restricciones.
  •  Servicio Digital: Ofrecer servicios desde una plataforma digital no requiere de una infraestructura demasiado desarrollada. Ni maquinaria pesada, ni oficinas inmensas, ni archivos almacenados en carpetas infinitas. Di adiós al papel y mantén todo lo importante en tu ordenador donde quiera que vayas. Eso sí, necesitarás un almacén donde guardar los productos que vendas. En función del volumen de tus ventas y del tipo de artículos que ofrezcas, éste podrá ser desde una estantería en una habitación de tu casa, hasta una nave de gran tamaño con cualquier tipo de mantenimiento específico que requiera tu producto (como neveras, por ejemplo)
  • Multifuncionalidad: Puedes gestionar la base de datos de tus clientes, el stock de tus productos, cobrar tus ventas, ver las analíticas de tus operaciones o vender en las redes sociales, todo desde una misma plataforma
  •  Equipo pequeño: No necesitas grandes recursos humanos, ya que puedes comenzar tú solo gestionando tu propia tienda online. Hoy en día, hay muchas opciones de CMS adaptados para cualquier persona sin necesidad de tener grandes conocimientos de programación o diseño web. A medida que el negocio prospere, podrás incluir otros miembros a tu equipo que te ayuden a sacar el trabajo adelante y generar mejores resultados
  •  Bajo riesgo: La inversión que necesitas para comenzar una tienda online es realmente baja, ya que, como comentábamos anteriormente, no necesitas de una infraestructura física muy avanzada ni contratar personal para comenzar a prestar servicio a tus clientes. Es incluso posible comenzar a tiempo parcial mientras te dedicas a otras cosas y a medida que vayas escalando tu negocio, podrás reinvertir los ingresos que generes en crecer. En el caso de que no saliera bien, tampoco habrías perdido tanto. 

¿Qué plataformas de ecommerce tienen mejores valoraciones?

Este es un tema un tanto peliagudo, ya que en muchos casos, las críticas que se encuentran por internet no tienen por qué ser constructivas. Por poner un ejemplo, si buscas valoraciones sobre MRW, Correos, Correos Express, SEUR o cualquier otro transportista grande que cualquiera conoce, encontrarás la web llena de comentarios negativos. Sin embargo, todas ellas son empresas solventes, que realizan una gran cantidad de envíos a diario y dan servicio a empresas de gran tamaño -y por supuesto a particulares-.

Algo que sucede con frecuencia es que algunos usuarios utilizan las páginas de valoraciones para expresar su frustración cuando algo no sale como esperaban. Es común ver comentarios injustos o inoportunos que incluso carecen de sentido. Por el contrario, el usuario que tiene una buena experiencia al consumir un servicio, no siempre emplea tiempo en ponerlo por escrito. Por eso, cuando buscamos críticas de usuarios en internet, hay que leer con criterio y saber que no debemos fiarnos enteramente de ellos. 

Si buscas en Trustpilot valoraciones de plataformas de ecommerce como Shopify, Prestashop, WooCommerce o Magento, te encontrarás con una imagen incompleta e incluso algo injusta de muchas de ellas. Por eso, no hay que fiarse demasiado de lo que se ve por ahí. Es importante saber que todas ellas ayudan a un gran número de ecommerce a gestionar sus negocios y a muchos clientes finales a realizar sus compras. En la mayoría de los casos, las cosas funcionan correctamente. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada CMS tiene sus propias características y tendrás que encontrar la plataforma de ecommerce más adecuada para tu tienda online en función de tus necesidades. Sólo tendrás que tener claro qué estás buscando e informarte antes de empezar. 

¿Qué tipos de plataformas para ecommerce existen?

Podríamos dividir las plataformas de ecommerce, a grosso modo, en dos grupos diferentes: aquellas pensadas para tiendas online o pensadas para Marketplaces. Una de las diferencias más básicas entre una tienda online y un Marketplace es la propiedad, y esto conformará el carácter de cada uno de ellos.

Para entendernos, un Marketplace es como un centro comercial, pero en versión virtual: hay muchas marcas que venden sus productos en una misma plataforma de la que no son dueñas. Esto implica ceñirse a una serie de requisitos que el Marketplace puede poner, a cambio de ofrecer gran visibilidad a las marcas. El ejemplo más conocido puede ser Amazon o Aliexpress.

Por el contrario, una tienda online es simplemente la versión digital de una tienda común. En este caso, la tienda es propiedad de la marca y se rige según sus propios criterios. Toma toda la responsabilidad y  se encarga de todas las acciones necesarias del negocio. Desde el marketing que traerá tráfico (es decir, posibles clientes), hasta cualquier acción legal, pasando por el diseño, creación, mantenimiento de la web e incluso gestión de envíos. Un ejemplo puede ser la tienda online de Bodegas Torres.

1)Tienda Online

Si tienes una tienda online, lo más probable es que hayas tenido que hacer una búsqueda y comparativa para dar con la plataforma de ecommerce que más se adapta a la idea que tenías en mente. 

Si te estás planteando abrir una ahora, tendrás que pasar por este proceso. Podrás encontrar mucha información en internet sobre cada una de las plataformas de ecommerce que hay disponibles en el mercado, preguntar a algún conocido cómo es su experiencia al usarla, o visitar las páginas web oficiales para estudiar con detenimiento lo que te ofrece cada una.

Quizás te ayude a simplificar tu proceso de búsqueda saber que hay dos modelos principales en los que podríamos agruparlas. La diferencia entre ambos es la propiedad. Por poner un ejemplo fácil de entender, es como alquilar una casa o comprarla. Veamos con más detalle la diferencia entre las plataformas Hosted y Self-hosted:

  • Hosted (todo incluído):

    Este primer modelo que en inglés se llama hosted, podríamos traducirlo como “alojado” o “con alojamiento”. En este caso, el CMS te ofrece dentro de la misma plataforma tres elementos fundamentales: el software, el dominio y el hosting. Tú simplemente creas una cuenta y ya está todo instalado; en muy poco tiempo puedes empezar a vender tus productos. Este sería el ejemplo de una casa de alquiler. En la mayoría de los casos, tienes todo listo para entrar a vivir, incluyendo los muebles. Si se rompe la lavadora, sólo tendrás que hablar con tu casero para que se encargue de arreglarla o comprar una nueva, tú solo la disfrutas. Eso sí, en el momento en que quieras cambiar los cuadros de sitio o elegir el color de las paredes, te verás algo más limitado.

¿Cuáles son las ventajas de las plataformas hosted?

El mejor ejemplo de una plataforma de ecommerce tipo hosted, o con alojamiento incluido, es Shopify.  

Este modelo de plataforma de ecommerce es lo más sencillo que podemos encontrar, y está pensado para gente que quiere comenzar una tienda online desde cero, cuanto antes y con los menores recursos posibles. Son ideales para las pequeñas y medianas empresas.

Este tipo de tiendas online funcionan con el modelo drag & drop (arrastra y suelta) y están pensadas para que cualquier persona sin conocimiento de programación pueda crear su tienda online de forma fácil y rápida. 

¿Cuáles son las desventajas de las plataformas hosted?

Contar con una tienda online predefinida a priori se muestra como una ventaja realmente provechosa, aunque puede resultar un arma de doble filo. A medida que tu negocio vaya creciendo, te encontrarás con ciertas limitaciones en la plataforma de ecommerce para acompañarlo a nivel tecnológico. Si tienes intención de crear un ecommerce a gran escala, hay muchas probabilidades de que en algún momento puedas verte obligado a migrar tu tienda a otra plataforma diferente. Este proceso puede ser caro, llevarte tiempo y darte alguna preocupación de más, así que es mejor tenerlo en cuenta antes de empezar.

Además, este tipo de CMS a menudo tienen un precio más elevado que los self-hosted, ya que en sus tarifas se incluyen tanto el hosting como el mantenimiento y la seguridad. Si tienes un presupuesto ajustado, te convendrá echar cuentas antes de tomar una decisión.

  • Self-hosted (tú pones el hosting):

    Esto se podría traducir al español como auto-alojado. Como comentamos anteriormente, son Sistemas de Gestión de contenidos libres y de código abierto, que permiten crear una tienda online desde cero. Es un tipo de plataforma de ecommerce pensado para tiendas grandes, con una gran facturación y que pretende crecer sin límites. Claro que también puede ser elegida por pequeñas empresas, pero tendrán que considerar cuáles son sus objetivos y los recursos con los que cuentan para llegar a ellos, evitando así perder la fuerza por el camino. Para desarrollar tu tienda online no será suficiente con tener una plataforma de este tipo, sino que además necesitarás hacerte con un hosting y un dominio por tu cuenta. El hosting es el servidor que aloja el contenido de tu web y es condición sine qua non para que puedas crear tu página web y tu tienda online. Sin él no funciona nada. El dominio te permite elegir el nombre para tu web que más te guste, tipo “mitienda.com” o “mitienda.es”, en lugar de mitienda.wix.com. Siguiendo con el ejemplo anterior, este sería el caso de comprar una casa. Te ofrece más libertad, pero también más responsabilidad. Tienes la ventaja de decidir cuándo quieres pintar o tirar paredes, pero también la responsabilidad de cuidarla y mantenerla.

¿Cuáles son las ventajas de una plataforma self-hosted?

Gracias al software de código abierto, podrás realizar todas las modificaciones que quieras. No necesitas ceñirte a una plantilla predeterminada, sino que puedes crearla a tu medida. En lugar de adaptarte tú a la plataforma de ecommerce, ésta te da herramientas para que personalices tu tienda a tu gusto, mantengas tu imagen de marca y te diferencies de la competencia. 

También puedes incorporar las funcionalidades que resulten más útiles para tu negocio, teniendo en cuenta cuáles son tus objetivos y tus procesos. A medida que vayas descubriendo qué cosas valoran más tus clientes o cómo puede ser tu equipo más productivo, irás incorporando cambios para optimizar tu ecommerce.

¿Cuáles son las desventajas de las plataformas self-hosted?

Realizar todos esos cambios a tu medida no es tan fácil como parece. En ocasiones necesitarás contar con un programador capaz de desarrollar lo que tienes en mente, de la misma manera que contarías con un arquitecto para cambiar la estructura de tu casa. 

Si tienes tu tienda online en una plataforma self-hosted, todo depende de ti y de tu equipo. Tienes plena responsabilidad y, por tanto, algunos costes adicionales. Tendrás que estar siempre al día de las posibles actualizaciones y de la seguridad, para evitar que te la hackeen.

Ahora que ya hemos visto las diferencias entre ambas y cuáles son sus principales ventajas y desventajas, podemos ver algunos ejemplos.

Ejemplos de plataforma hosted:

Shopify: Esta empresa canadiense se fundó en 2004, de la mano de tres socios que montaron su tienda online de tablas de snowboarding. Al no dar con las herramientas que necesitaban para crear una tienda online de forma breve y sencilla, acabaron creando su propio software para ofrecer una solución a quienes estuvieran en el mismo lugar. Cinco años después incorporaron su propia tienda para que los usuarios de Shopify tengan acceso a nuevas aplicaciones, algunas de ellas son gratuitas y otras no.

Shopify ofrece desde gestión de inventario y de clientes, hasta herramientas de marketing o proveedores de pago. Podrás elegir entre varias plantillas con un diseño muy profesional. Su precio incluye el dominio y el hosting. Además, se integra con otras plataformas como marketplaces, dropshippings o tus redes sociales, para poder vender a través de otros canales.

Una de las mayores ventajas si escoges esta opción es que podrás empezar ya mismo. Abrir tu tienda online con Shopify es rápido, sencillo y ofrecen un plan gratuito de 14 días para que lo pruebes sin compromiso.

 Wix: Abrir tu tienda online con esta plataforma israelita también es realmente fácil. Puedes comenzar con el plan gratuito para crear y diseñar tu tienda como más te guste y cuando estés listo, eliges entre sus distintos planes para tener acceso a más funcionalidades y poder empezar a vender online.

Dispones de 500 plantillas diferentes para elegir la que mejor se adapte a tu marca. También incluye dominio propio (que en realidad no es tuyo, sino de Wix) y no necesitas ser un lince para utilizarla. ¿Qué riesgo puede tener empezar un negocio por 17€? Desde luego el que no prueba es porque no quiere.

Como desventajas podemos señalar que el tiempo de carga no es muy rápido, posicionarte en Google no te resultará tan fácil y una vez has elegido una plantilla solo podrás usar los temas que tenga asociados. Si quieres cambiar a otra plantilla pierdes todos tus datos. Si en algún momento te cansas de Wix, tampoco puedes migrar tu tienda a otra plataforma, así que, si decidieras cambiar de CMS tendrías que empezar desde cero. 

Ecwid: Rápido, bonito y barato. ¿También quieres que sea bueno? Entonces tendrás que valorar tú mismo cuáles son tus prioridades. Lo que sí podemos decirte es que Ecwid ofrece algunas funcionalidades decentes incluso en su plan gratuito. Cuentas con ventas omnicanal, su precio incluye el hosting y dispones de una tienda de aplicaciones interesantes.

Te permitirá ofrecer a tus clientes diferentes métodos de pago, como transferencia bancaria, pago con tarjeta o contra reembolso, para aquellos usuarios que de otra forma no comprarían en tu tienda.

Al no tener código libre, no encontrarás muchas opciones de personalización, tienes un límite de productos y no te permite tener cuentas de correos corporativos. Pero, si dos millones de tiendas en ciento setenta y cinco países han elegido esta plataforma, por algo será, ¿no?

Squarespace: Esta plataforma de ecommerce es ideal para tiendas de moda, joyería, decoración o cualquier negocio con sensibilidad estética. Puedes crear tu página web (con hosting incluido) eligiendo una de sus cien plantillas de diseño personalizables y adaptarla a tu paleta de colores, añadir tu información y tu tienda online.

Si tienes un blog, podrás contar con múltiples editores; además Squarespace te ofrece la posibilidad de programar tus publicaciones y te ayuda a reforzar tu comunidad gracias a las funcionalidades de comentarios. Sin embargo, no es la mejor plataforma si necesitas usar varios idiomas, su editor a veces resulta poco práctico y su velocidad no es la más rápida, lo que podría perjudicar el posicionamiento en buscadores y la experiencia de usuario.

Es tan rápida de crear como Wix, pero con la ventaja de que podrás cambiar de plantilla si te cansas de la que tienes y sus diseños son mucho más cuidados que los de Ecwid.

BigCartel: Si eres un espíritu libre que disfruta mucho más creando que gestionando un negocio, esta es tu plataforma. Si no eres demasiado ambicioso, eres de esos que piensa que la vida son dos días y prefieres vivir de algo que te haga feliz, entonces no dudes en probar el plan gratuito de Bigcartel. Aunque sólo puedes vender 5 productos y mostrar una foto por cada uno de ellos, te permitirá personalizar los temas de las plantillas, ver estadísticas en tiempo real y utilizar tu propio dominio.

En los planes superiores contarás con algunas funciones más, la mayoría de ellas son básicas. Dispones de 19 plantillas, muchas menos que en otras plataformas, pero todas ellas cuentan con un diseño muy estético y son compatibles con cualquier dispositivo.

Además, te da las herramientas básicas para que construyas una tienda online sin romperte la cabeza (con un máximo de 500 productos) y dediques tu tiempo a desarrollar tu lado artístico. Eso sí, si en algún momento tus ventas empiezan a subir como la espuma, podrías sentirte algo limitado y acabar necesitando migrar a otra plataforma con más posibilidades de crecimiento.

 Como desventaja, no cuentas con herramientas multilenguaje integradas, así que si quieres vender en diferentes idiomas tendrás que incluir alguna aplicación de traducción.

Ejemplos de plataformas self-hosted 

-Prestashop: Nació en 2007 de la mano de Igor Schlumberger y Bruno Lévêque, con la idea de democratizar la creación y mantenimiento de los eCommerces, sin importar el tamaño o los recursos de estos. Por ello, ofrecen una versión gratuita tanto para vender bienes como servicios, hacer reservas o comerciar productos descargables. En la actualidad cuenta con más de 1.250.000 tiendas activas.

Dentro de Prestashop tienes Prestashop Addons, un marketplace donde podrás encontrar múltiples plantillas para cambiar la apariencia de tu ecommerce. También dispones de módulos, que en otras plataformas de ecommerce se denominan plugins, widgets o extensiones. El concepto es bastante similar: son complementos que puedes añadir a tu tienda tal y como está establecida por defecto para mejorarla con nuevas funciones.

Esta plataforma de ecommerce ofrece una gran variedad de temas y, al ser de código abierto, tendrás la ocasión de personalizar la tienda a tu gusto sin limitaciones. Esto implica que puedas mantener tu imagen de marca siempre presente, aumentando el engagement con tus usuarios. 

Además, esta plataforma de ecommerce cuenta con optimizaciones preestablecidas, permitiendo que tu tienda pueda aparecer en una buena posición en las búsquedas de Google.

Entre los contras de Prestashop podríamos señalar que su curva de aprendizaje es algo más cerrada que las de las plataformas tipo Shopify

Magento: con esta plataforma de ecommerce el cielo es el límite. Es decir, no hay barreras que te impidan llegar a donde quieres. Para ampliar las funcionalidades de tu tienda online puedes utilizar uno de los múltiples módulos que encontrarás en “Magento Marketplace”, muchos de los cuales son gratuitos. Si no consigues lo que quieres, la programación definitivamente te llevará a ello, ya que es un software de código abierto. También cuenta con plantillas gratuitas para darle la apariencia que más te guste.

Si buscas crear algo rápido y con opciones, quizás te convenga más Prestashop, ya que Magento requiere un tiempo de desarrollo algo más extenso. Eso sí, te permite hacer virguerías. Puedes crecer mucho a largo plazo y por eso, muchas de las grandes empresas cuentan con esta herramienta para desarrollar sus ecommerce.

Tiene administrador de productos para que puedas incluir o eliminar nuevos artículos a tu tienda online. Puedes clasificarlos dentro de una estructura lógica, lo que optimizará la experiencia de usuario. Puedes llevar un óptimo control de stock con más de veinte mil productos. Tiene gestor de clientes, para que hagas un seguimiento de sus datos y las compras que realizan dentro de tu ecommerce. 

También ofrece confirmación de pago online y offline, gestión de diferentes monedas según el lugar en el que vendas, así como la aplicación de impuestos. Puedes integrar tu ERP, su velocidad de carga es muy rápida en comparación con otros CMS. 

Sin embargo, necesitarás contar con suficiente memoria RAM y si tienes muchas conexiones simultáneas puede crearte problemas si no estás preparado.

En lo que se refiere al SEO, Magento ofrece soluciones para que tu ecommerce se posicione bien en los buscadores, algo que no te ofrecen otras plataformas de ecommerce más simples, como Shopify, por ejemplo.

Si nos centramos en el tema económico, podemos decir que de esta herramienta gratuita pueden derivarse ciertos costes a tener en cuenta. Por ejemplo un diseñador, un maquetador, o un programador que te permitan instalar tu tienda para sacarle todo el rendimiento posible.

Algunas de sus desventajas son que requiere un servidor con mucha potencia, te ofrece tantas opciones y un panel de control tan complejo que podrías llegar a bloquearte si no dominas demasiado el tema. Su curva de aprendizaje es bastante cerrada y a menos que tengas mucha experiencia, necesitarás un programador que te ayude a gestionarlo.

A todo esto debemos sumarle que Magento tiene un coste más elevado y cuenta con la licencia de empresa más cara del mercado. Por eso, se excluye como una opción para quienes estén empezando o tengan ecommerce con poco volumen.

Woocommerce: Creaste tu página web o tu blog en WordPress y ahora has decidido liarte la manta a la cabeza y abrir una tienda online, ¿acertamos? Bien, en ese caso esta es tu herramienta. Básicamente, porque ya conoces cómo funciona Worpress y esto te puede facilitar mucho las cosas.

Esta plataforma de ecommerce, como la anterior, también es de código abierto. Esto significa que tienes una infinidad de opciones para configurar tu tienda como más te guste, gracias a los muchos y variados plugings que existen en el mercado. Mediante su uso, podrás escalar tu tienda a medida que vayas creciendo.

A diferencia de Magento, Woocommerce es un poco más familiar para los usuarios menos técnicos; si eres más o menos ágil en estos temas, puedes arreglártelas sin necesidad de tener un programador. Además, puedes simplificar tus tareas gracias a las posibilidades de automatización que te ofrece, dispones de un CMR sencillo para hacer un seguimiento de tus clientes y medir con analíticas lo que mejor funciona para tu negocio. 

Si bien el plugin en sí es gratuito, solo te permitirá acceder a las funciones más básicas. Si quieres realizar acciones de marketing, procesar pagos o elegir las plantillas con el mejor diseño, tendrás que pagar por ello. 

Entre las desventajas de Woocommerce cabe destacar que, a menudo, los mejores plugins son de pago. Esto no es una desventaja tan grande si pagar te ofrece una solución estable a tu problema. En caso de que no encontraras el plugin apropiado, siempre podrías crearlo tú mismo con la ayuda de un desarrollador y aprovecha para venderlo, convirtiendo la dificultad en algo de lo que sacar partido. 

Otro inconveniente con el que podrías tropezar cuando tu ecommerce empiece a crecer, es la velocidad de carga; En algunas ocasiones esta puede ser lenta, aunque siempre hay algunos trucos que podrás seguir para optimizarla. Por ejemplo, aumentar la memoria de tu wordpress, elegir una plantilla adecuada y no sobrecargarlo de plugins. Contar con una velocidad de carga más rápida te permitirá mejorar la experiencia de usuario y te ayudará a posicionarte mejor en los buscadores, así que no lo pierdas de vista si te decantas por el uso de esta plataforma.

Zen Cart: Otra plataforma de comercio electrónico de código abierto. Zen Cart utiliza PHP y MySQL y te permite configurarla como más te guste. Es realmente útil y funcional, ya que como hemos visto en otros ejemplos, fue creada por usuarios de una tienda online -empresarios, diseñadores web y programadores- que detectaron un hueco descubierto en el mercado y se pusieron manos a la obra para ofrecer una solución. 

Zen Cart es una plataforma omnicanal, por lo que te permitirá vender tus productos tanto a través de tu tienda online como de ecommerce de terceros, tipo Amazon o eBay, incluyendo productos físicos y virtuales (música, libros, cursos…). Además, por el hecho de tener tu propio hosting y dominio, tu tienda es tuya y dispones de ella como quieras, incluso si en algún momento decidieras migrarla a otra plataforma de ecommerce diferente (algo que no te permiten algunas soluciones más básicas que están en el polo opuesto, como Wix, por ejemplo)

Desafortunadamente, no cuenta con una comunidad o un soporte en español; Para personalizar tus diseños necesitarás hacer algún desembolso, ya que muchas de las mejores plantillas son de pago, y comparado con otros CMS, no ofrece las analíticas más completas.

Bigcommerce: Este CMS de origen australiano se fundó en 2009 en Sydney, aunque en la actualidad está basado en Austin, Texas. Es especialmente popular en Estados Unidos y cuenta con un pluging para WordPress, por lo que podría suponer una buena alternativa a Woocommerce.

Algunas de sus mayores ventajas es que es realmente escalable, ofrece muchas posibilidades para personalizarlo como quieras y puedes conectarlo con un gestor de información de producto.

En Bigcommerce no encontrarás limitaciones en el número de cuentas de usuarios o en la cantidad de productos que puedes vender. También dispones de más de 250 monedas diferentes para que vendas a distintos países. 

No ofrece tanta diversidad de plantillas como otras plataformas de ecommerce (tiene aproximadamente cien) ni a tan buenos precios (muchas de ellas rondan los 150 €). Sin embargo, muchas de las funcionalidades que en otros CMS podrías incorporar solo a través de plugins (a menudo de pago), están ya instaladas por defecto en Bigcommerce.

-OpenCart: La primera versión estable la creó Daniel Kerr, un programador británico con base en Hong-Kong, en 2009. En realidad, estuvo trabajando en ellos desde 2005 y previamente lo hizo Christopher G. Mann ya en 1998, aunque no llegó a cuajar. Este es un claro ejemplo de como muchas empresas no tienen éxito a la primera, pero mantener la esperanza, y sobre todo trabajar de forma constante puede tener resultados muy positivos. 

Se trata de una plataforma de ecommerce gratuita, de código abierto y fácil de instalar. Su interfaz es bastante clara, y fue diseñada para facilitar a todo tipo de empresas la creación de un ecommerce. Te permite crear varias tiendas dentro de una única plataforma y unificarlas en esa misma interfaz.

No hay limitaciones en cuanto al número de productos o las configuraciones que puedes hacer. Por ejemplo, puedes configurar múltiples idiomas, monedas y  métodos de pago, (ya sea a través de pay pal, transferencia bancaria, con tarjeta, etc.) Te permite gestionar pedidos y clientes, te ofrece informes de ventas, herramientas de marketing y se adapta a cualquier dispositivo.

Una de sus principales ventajas es la escalabilidad. Si tu objetivo es crecer a lo grande, no tendrás problema, ya que se irá adaptando a las distintas etapas de crecimiento de tu negocio. 

Entre sus desventajas, cabe mencionar que si bien es totalmente personalizable con plugins y temas donde elegir, no dispone de tanta variedad como otras plataformas. Tampoco encontrarás una comunidad demasiado grande en la que apoyarte a la hora de compartir información o pedir ayuda para solucionar tus dudas, ya que no tiene tantos usuarios como otras plataformas de ecommerce.

 

Como hemos visto hasta ahora, algunas plataformas de ecommerce son más exigentes que otras con respecto al tiempo que necesitarás dedicarle a su puesta en marcha y mantenimiento.

Tanto si vas a por todas con herramientas potentes (tipo Magento que te permita desarrollar una tienda totalmente personalizable y escalable), como si te decantas por algo sencillo (como WIX, si eres nuevo en esto y no quieres complicarte mucho la vida), una vez empieces a gestionar tus envíos, te recomendamos que cuentes con herramientas tecnológicas que simplifiquen la logística de tu ecommerce y mejoren tus resultados, como Outvio.

 Gracias a esta plataforma logística, la gestión de tus envíos se simplifica para que puedas dedicar más tiempo a incrementar tus ventas y aumentar tus ingresos. Además, podrás integrar fácilmente la mayoría de los CMS del mercado y si se trata de algún caso particular, siempre se podrá conectar a través de la API.

 

2) Marketplace

¿Qué es un marketplace?

Como anunciábamos anteriormente, un Marketplace es una plataforma de eCommerce que vende productos o servicios de diferentes marcas. Como cualquier otro, tiene sus ventajas e inconvenientes y será necesario valorarlas todas para saber lo que más nos conviene.

 ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de vender en un marketplace?

Si estás valorando vender tus productos en un Marketplace, echa un vistazo a la siguiente tabla:

 

 

VENTAJAS DE VENDER

EN UN MARKETPLACE

 

 

DESVENTAJAS DE VENDER

EN UN MARKETPLACE

No necesitas gran inversión 
 Tienes que pagar una comisión por venta
 Has de ceñirte a los requisitos del Marketplace y no puedes diseñarlo a tu gusto
No requiere grandes recursos humanos (ya que el Marketplace se hace cargo del hosting, la creación y mantenimiento de la web, el marketing, las finanzas, etc.) 
 Tienes a tu competencia directa en el mismo portal
Te aseguras tener más tráfico 

 ¿Cuáles son los marketplaces más conocidos? 

Está claro que las ventas por internet están creciendo exponencialmente y los Marketplaces proliferan con una rapidez pasmosa, así que constantemente vemos alguno nuevo aparecer en escena. Seguro ya conoces unos cuantos y probablemente ya tienes tu favorito.

Vamos a ver algunos ejemplos:

  1. Marketplace horizontal: Es aquella plataforma de ventas online diversificada, que vende distintas marcas de distintos productos. Esos productos no necesariamente tienen ninguna relación entre sí. En este tipo de Marketplace podemos encontrar desde ropa hasta artículos del hogar o tecnología. Seguro que ya conoces:

Amazon: Esta empresa que nació en 1994, comenzó su andadura en un garaje en Seattle. Desde allí vendía libros por internet y tras recoger sus primeros frutos, fue ampliando la variedad de sus productos: discos, ropa, tecnología, utensilios de cocina… Hasta llegó a crear sus propios productos, algunos con más éxito que otros: desde Fire phone, el teléfono que acabó por interrumpir sus ventas, a Kindle, ese dispositivo electrónico ideal para leer libros en cualquier viaje sin tener que cargar con gruesos tomos por el mundo. En la actualidad Amazon cuenta también con servicios en la nube.

 Tras veintisiete años al cargo de Amazon, su fundador Jeff Bezos dejará en el tercer trimestre de este año 2021 su puesto como CEO para pasar a ser presidente ejecutivo. Eso sí, realiza dicha transición tras ser declarado el hombre más rico del mundo por cuarto año consecutivo.

eBay: Con el fin de ofrecer a sus clientes una total seguridad en sus compras por internet, acabaron comprando PayPal, la única forma de realizar pagos seguros en esta plataforma. Pero eso, en realidad,  fue mucho después de sus inicios en 1995 en California, a manos de un joven informático de origen franco-iraní. Ebay fue una de las primeras apps de ecommerce que se crearon para iPhone.

Esta plataforma es famosa por sus subastas, además de sus ventas con precio fijo. Sus usuarios pueden adquirir productos que provienen tanto de marcas como de vendedores particulares y estos, a su vez, ofrecen algunos productos de primera mano y otros que ya han sido usados.

 Electrónica, moda, casa y jardín son algunos de los más populares. A diferencia de Amazon y la mayoría de marketplaces, en eBay no se puede hacer un único checkout, sino que se ha de pagar a cada proveedor por separado. Además, una vez has pujado en una subasta, ya no puedes dar marcha atrás, así que más vale que no te arrepientas.

Aliexpress: *Importante, no confundir Aliexpress con Alibaba, que si bien forman parte del mismo grupo asiático, no se dedican a lo mismo.

Alibaba es un Marketplace centrado en el B2B, o en cristiano, venta al por mayor. Aliexpress, sin embargo, es un B2C y un C2C. Es decir, se dedica a la venta al por menor, en ocasiones realizando esas transacciones por parte de vendedores profesionales (Business to Consumer o “de empresa a consumidor”) y otras veces entre meros usuarios (Consumer to Consumer o “de Consumidor a Consumidor”).

Entre los productos que se pueden encontrar en Aliexpress están el equipamiento deportivo, piezas de motores, dispositivos para mascotas, artículos de belleza y moda, accesorios para el hogar, electrónica y un sinfín de categorías con artículos a precios competitivos.

 

Como prueba del furor que causa el gigante asiático, sólo hay que ver las exageradas ventas del pasado 11/11 de 2020. Para celebrar el día del soltero, ofrecieron jugosos descuentos que impulsaron las ventas a más de 74.000 millones de dólares.

  1. Marketplace vertical: Es aquella plataforma de venta online que pone a disposición de sus clientes productos especializados de diferentes marcas o propietarios. A diferencia de un horizontal, el Marketplace vertical se centra en un nicho en particular y una temática muy concreta. Permiten al usuario encontrar productos menos comunes que consigan satisfacer unas necesidades muy específicas.

Etsy: Esta es otra empresa americana, aunque esta vez de la costa este, concretamente de Nueva York. Fundada en 2005 se creó con el objetivo de vender online material para artistas y creativos, así como sus propias obras y otras de origen vintage.

Entre una amplia gama de productos mayoritariamente hechos a mano, podemos encontrar productos de cuidado personal, joyería y accesorios, decoración o ideas para regalos.

Manomano: Esta empresa de origen francés, fue creada en 2013 y en pocos años ha llegado a convertirse en el Marketplace de referencia para artículos de bricolaje, jardinería y hogar. Goza de gran popularidad en el viejo continente, y su interesante oferta ha llegado a desbancar a grandes empresas como LeroyMerlin.

Según Phillippe de Chanville, fundador de Manomano junto a Christian Raisson, internet es el mejor lugar para encontrar herramientas de bricolaje, puesto que además de una variada oferta, ofrece opiniones y trucos para llevar a cabo los proyectos DIY (Del inglés “Do It Yourself”, lo que traduciríamos como “hazlo tú mismo”)

En colaboración con más de tres mil vendedores, consiguen llevar sus cuatro millones de productos a seis países europeos: Francia, Bélgica, Italia, España, Alemania y Reino Unido.

-Backmarket: Creado por tres jóvenes socios en Francia, este Marketplace especializado en tecnología apuesta por la economía circular que ya comenzaron la industria de la moda y la decoración hace un tiempo.

Los usuarios de Backmarket podrán encontrar productos de segunda mano que, tras haber pasado por una reparación o puesta en marcha, estarán listos para tener una segunda vida gracias a su venta online.

 Como el sitio no se encarga de revisar las condiciones y calidad de cada artículo, este es un trabajo que atañe a cada uno de los vendedores, quienes habrán de verificar su correcto estado antes de ponerlos a la venta. Si bien a primera vista podría sonar un poco sospechoso, cabe decir que entre todas las opiniones de los usuarios, tan solo un 10% son negativas, frente al 90% de críticas satisfactorias.

Bulevip: Este marketplace ofrece suplementación y nutrición deportiva, enfocadas tanto a los momentos previos como posteriores al ejercicio. Reúne en una única web todos los productos necesarios para un estilo de vida activo.

Sus clientes están tan contentos con sus productos y el servicio recibido que la OCU los declara número uno en cuanto a valoración de consumidores. Algunas de las razones para llegar hasta allí son los envíos gratuitos en veinticuatro horas laborables en más de cien mil productos, las devoluciones gratuitos y hasta tienen una aplicación donde se pueden encontrar productos de primeras marcas a nivel internacional. Cuentan con uno de los catálogos más amplios del sector deportivo que va desde ropa técnica hasta barritas energéticas, pasando por recambios para ruedas de bici, eso sí, siempre orientado a personas deportistas con un ritmo de vida activa y a productos especializados.

La especialización les ha llevado a ofrecer alimentación para diferentes objetivos: ganar masa muscular, mejorar el rendimiento o recuperarse de los entrenamientos. 

Zalando: Siendo francos, pocas esperanzas de éxito había depositadas en una empresa formada apenas dos días antes de que estallara la crisis económica de 2008. Mucho menos aún, tratándose de la venta de zapatos online, que ni siquiera te permite probarlos. Sin embargo, estos dos amigos de la universidad decidieron darse una oportunidad en el mundo de los negocios digitales. Después de abrir su propia tienda online, localizaron su sede principal y almacén en el apartamento que ambos compartían en Berlín. 

Desde allí cambiaron las reglas del juego de las tiendas minoristas online, ofreciendo envíos gratuitos y un plazo de devolución de hasta cien días. El resto es historia y recientemente Zalando ha disparado su beneficio un 94%.

¿Cuál es la mejor plataforma de ecommerce?

La verdad es que esta pregunta no tiene una única respuesta, ya que dependiendo dónde estés ahora y de dónde quieras llegar con tu negocio será más conveniente una u otra. También habrás de tener en cuenta cuáles son tus habilidades, el equipo y los recursos con los que cuentas. Pregúntate qué es más importante para ti y la respuesta vendrá de la mano de tus prioridades. Aquí te dejamos algunos factores a tener en cuenta:

1)Dificultad y Escalabilidad

En la siguiente tabla mostramos el grado de dificultad a la hora de crear, usar y mantener cada una de estas plataformas de eCommerce, siendo “*” muy fácil y “*****” el punto más difícil.

También mostramos el grado de escalabilidad de cada una de ellas; es decir, las posibilidades de hacer crecer tu negocio dentro de esa plataforma, siendo “*” poco escalable, y por lo tanto más conveniente para tiendas pequeñas y medianas, y “*****” muy escalable, es decir, óptimo para tiendas que pretenden crecer sin límites.

 DificultadEscalabilidad
Shopify*****
Wix***
Ecwid***
Squarespace***
Big Cartel***
Prestashop********
Magento**********
Woocommerce********
Zen Cart*******
Bigcommerce*********
OpenCart*******

2)Precios:

Definitivamente, crear una tienda online es mucho más barato que abrir una tienda física: No necesitas un local vistoso en una calle transitada, ni pagar facturas de la luz, ni contratar empleados hasta que sean estrictamente necesarios.

Sin embargo, eso no quiere decir que no te vaya a costar absolutamente nada. En todo negocio online hay gastos que tendremos que afrontar, especialmente si queremos que nos vaya bien.

En primer lugar, habrás de tener en cuenta que muchas plataformas de ecommerce cuentan solo con lo básico para que empieces una tienda virtual.

Esto quiere decir que una vez te decidas por alguna plataforma de ecommerce en particular, el coste del plan al que estés suscrito podría no ser suficiente. En algunos casos, tendrás que contar con gastos extra de plantillas o plugins y además, pagar un porcentaje por cada venta que hagas. Además, algunos de ellos tampoco incluyen el coste del dominio y el hosting, por lo que tendrás que valorar todas estas opciones para llevar tu contabilidad al día. 

En segundo lugar, habrás de valorar los planes que te ofrece cada plataforma de ecommerce. En cada uno de ellos encontrarás ciertos servicios que te ayudarán a agregar valor a tu tienda online, según sea lo que estés buscando.

Hemos recopilado los precios de los planes más interesantes de cada una de estas plataformas, en el momento de escribir este artículo (junio de 2021). Además, algunas de ellas ofrecen otros planes que no están expuestos en esta tabla. Por favor, antes de actuar, asegúrate de que los precios siguen vigentes y que son los que más se adecúan a tus necesidades.

 Opción GratuitaPLAN 1PLAN 2PLAN 3PLAN 4VARIABLE (EN FUNCIÓN DEL VOLUMEN DE VENTAS)
ShopifySolo periodo de prueba29 $79 $X299 $SI
WixSI17€25€X35€SI
EcwidSI15€35€X99€NO
SquarespaceSolo periodo de prueba15€24€28€42€SI
Big CartelSI9,99 $19,99 $XXNO
PrestashopSIXXXXNO
MagentoSIXXXXNO
WoocommerceSIXXXXNO
Zen Cart SI X X X X NO
Big CommerceSolo periodo de prueba29.95  $79,95 $299,95 $Bajo peticiónNO
OpenCartSIXXXXX

3) Plugins:

Los plugins son complementos que agregarán funcionalidades concretas a tu tienda online. En cada plataforma se llaman de una forma diferente, así que también los encontrarás como “aplicaciones”, “extensiones” o “addons”.

Por citar algunos ejemplos, puedes encontrar plugins que te permitan agregar nuevos métodos de pago, que tu tienda online se cargue más rápido, o facilitar tareas específicas de SEO y marketing, entre otros. 

Dependiendo del CMS en el que tengas tu tienda online, encontrarás un mayor o menor número de plugins. Algunos de ellos son gratuitos y otros no, y por lo general, se pueden encontrar en la tienda de plugins de cada plataforma: App store en Shopify, Addons Marketplace en Prestashop, etc.

 A menudo, estos complementos han sido diseñados por los propios usuarios tras detectar una necesidad en la gestión de su tienda online que no estaba cubierta. Tras ponerse en contacto con un programador, desarrollan un plugin para un CMS y después lo venden a otros usuarios a través de la tienda online de dicha plataforma de ecommerce. Así que quién sabe, ¡igual tienes otra fuente de ingresos esperándote a la vuelta de la esquina!

 GratuitosDe pagoEllos los llaman
Shopify******* App/ Plugin
Wix********App
Ecwid******** App
Squarespace   Extensiones
Big Cartel  Extensiones, Integraciones, Apps, Add-ons
Prestashop  Addons
Magento  Módulos
Woocommerce********Plugins
Zen Cart  Módulos o plugins
Bigcommerce   Apps
OpenCartExtensiones

4) Optimización SEO

La optimización de motores de búsqueda (del inglés, Search Engine Optimization) es uno de los detalles más importantes a tener en cuenta a la hora de crear y gestionar tu tienda online. Gracias a él, tus potenciales clientes podrán encontrar tu ecommerce cuando naveguen por la red. Algunos CMS son más compatibles que otros con un buen posicionamiento en buscadores, por ello habrás de tenerlo en cuenta cuando realices la elección de tu plataforma de ecommerce. Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque tu plataforma de ecommerce no tenga una inclinación hacia el SEO de forma natural, existen plugins que te permitirán mejorarlo con creces. En la siguiente tabla te mostramos cuáles son los CMS con mayor nivel de optimización SEO:

 Nivel de Optimización
Shopify**
Wix **
Ecwid **
Squarespace **
Big Cartel ****
Prestashop *****
Magento*****
Woocommerce *****
Zen Cart ****
Bigcommerce ****

5) Tiempo de carga.

Dicen que el tiempo medio que están dispuestos a esperar los usuarios de una tienda online frente a su pantalla del móvil no pasa de los dos segundos. En la era de la inmediatez, tardar más de la cuenta puede significar una gran pérdida económica. Por eso, es imprescindible tener en cuenta los factores que pueden ralentizar tu página web. La plantilla que elijas, el tamaño de las fotos o el número de plugins con el que cuentes, parecen ser algunos de ellos. En algunos casos también influirá el plan en el que estés; Cuanto más alto sea el plan en el que estés, menor será el tiempo de carga de tu tienda online.

Echa un vistazo a esta tabla para saber cuáles son los CMS con menor tiempo de carga:

 Poco tiempo*

Mucho tiempo *****

Shopify***
Wix****
Ecwid***

 

Squarespace**
Big Cartel****
Prestashop**
Magento****
Woocommerce ***
Zen Cart***
Bigcommerce ***

 

Conclusión:

Si estás buscando la plataforma de ecommerce perfecta para tu negocio, habrás de sentarte a analizar tus prioridades y recursos antes de hacer una elección repentina. En la mayoría de los casos, si no te fuera bien podrías migrar tu tienda online a otra plataforma diferente. Si ya te has informado y has pensado un poco lo que más le conviene a tu negocio, será mejor no darle demasiadas vueltas. A veces, por querer hacerlo todo perfecto no empezamos nunca; recuerda que no intentarlo puede ser el mayor de los errores.

 Solo cuando tu negocio empiece a rodar, detectarás ciertos matices que antes pasabas por alto. Entenderás el valor o las debilidades de las plataformas que no elegiste.

 En ese momento, entenderás también la cantidad de tiempo y de atención que requiere procesar tus envíos -seamos francos, la venta por internet ofrece unas oportunidades muy atractivas, pero obtener buenos resultados requiere un trabajo constante-.

 Será entonces cuando apreciarás el valor de una plataforma logística que te permita no solo procesar muchas etiquetas de envío de golpe, sino también hacer uso de un flujo de trabajo inteligente y automatizar ciertas tareas que te ahorren tiempo. 

Para eso y mucho más se diseñó Outvio. Simplifica tu logística, le da a tus clientes la atención que necesitan y te ofrece buenas tarifas con varias empresas de transporte según cada tipo de envío (Correos, Correos Express, Zeleris, DHL, UPS, SEUR, MRW, Nacex, DB Schenker y muchos más), sin importar si se trata de envíos nacionales o internacionales.

 El mercado online cuenta ya con mucha competencia, por eso, diferenciarte de otros ecommerce con una imagen de marca sólida, será imprescindible para que tus clientes te recuerden y vuelvan a comprar una y otra vez. Utiliza cualquier excusa -incluso las devoluciones- para reafirmar tu buena gestión y profesionalidad.

 Outvio te ayuda a dominar por completo tu proceso de fulfillment, ofreciéndote un seguimiento de envíos y un portal de devoluciones que no encontrarás en otras herramientas del mercado. Además, es totalmente escalable y te acompaña en tu proceso de crecimiento, gracias a funciones multiusuario o multialmacén, por ejemplo.

 Si quieres saber más sobre las ventajas que te ofrece Outvio, puedes empezar por crearte hoy mismo un perfil y probar dos semanas gratis.

 

Si quieres saber más sobre cómo automatizar tus envíos y devoluciones online, regístrate en Outvio y te lo contamos con más detalle. ¡Prueba gratis nuestra herramienta para gestionar tus envíos y devoluciones!

¡Regístrate ahora!

No comments yet