Envíos baratos para tiendas online: 4 secretos

by Juan J. Borras

mayo 2, 2018

La optimización del precio de envío es una tarea que a menudo se olvida y que sólo se considera cuando todos los demás factores que influyen en nuestra operativa como tienda online ya han sido decididos. Obtener precios de envío baratos para tu tienda online pasa también por enviar tus pedidos minimizando el embalaje y el espacio vacío que se envía en cada uno de ellos. Te explicamos cómo.

Envíos baratos para tiendas online: 4 secretos

Tras varias semanas empezando a trabajar con todo tipo de ecommerce hay una cuestión que aparece más a menudo de lo que uno esperaría, incluso de los más experimentados. Me refiero a cómo conseguir envíos baratos para tiendas online.

Para lograrlo, debemos empezar por optimizar el embalaje o packaging de los envíos. El packaging tiene la función principal de proteger los productos que enviamos al cliente final. Es por eso, que la principal característica es que sea seguro y proteja adecuadamente al tipo de producto que vendemos online.

Sin embargo, una vez solucionado eso, es nuestra responsabilidad y obligación optimizar dicho embalaje para cada envío, de manera que minimicemos el espacio vacío innecesario.

Peso real vs. peso volumétrico

Dos de los primeros conceptos que cogen por sorpresa a la mayoría de negocios que empiezan a enviar online, grandes o pequeños, es el concepto de peso volumétrico.

La mayoría de tiendas online entienden que el precio a pagar por enviar sus pedidos online varía en función del “peso” del mismo. Después de todo, el transportista te ha pasado una tarifa donde en una columna tienes pesos en kilos, y en otra precio, dependiendo del destino.

Lo que muchas veces no te dicen es que para el transportista de paquetería urgente, peso significa el mayor entre el peso real y el peso volumétrico.

El peso real, es simplemente eso, el peso en kilogramos (momento empollón: si nos ponemos finos, el kilogramo, de hecho, es una unidad de masa no de peso, siendo el peso expresado en Newtons o en Kg·m/s^2) directamente resultado de pesar el envío en una báscula.

El peso volumétrico por otro lado tiene en cuenta que para el transportista su coste tiene dos variables, el peso de tu envío y el volumen que ocupa el mismo en su furgoneta, camión o avión.

Me gusta siempre ilustrar conceptos con casos extremos.

Imaginemos que enviamos una caja gigante de cartón corrugado de densidad media de 300x200x200cm, vacía, suficiente para rellenar el espacio disponible de un furgón grande de reparto. El peso real de este envío no pasaría de los 15-20 kg. Sin embargo estaríamos ocupando todo el furgón donde podrían ir docenas de envíos y cargar cientos de kilos de mercancía.

De esta manera todas las empresas de transporte urgente establecen unas fórmulas muy simples en las que especifican cuánto peso esperan llevar por cada metro cúbico disponible. Normalmente esta cantidad suele ser de 167 o 200 kg/m^3 si el courier o transportista espera las medidas de los envíos en metros (o de 6,000 o 5,000 cm^3/kg si las medidas las espera en centímetros).

Así, si tenemos un envío de 100x100x100 centímetros, y pesa menos de 167 kilogramos, la empresa de transporte nos va a cobrar por 167 kilogramos, aunque nuestro envío pese 50 kg. De igual manera si otro envío del mismo volumen pesara 250 kg, nos cobrarían por su peso real, que son 250 kg.

Las fórmulas para calcular el peso volumétrico son (dependiendo de la empresa de transportes):

  • LARGO x ANCHO x ALTO (m) x 167 = LARGO x ANCHO x ALTO (cm) / 6,000
  • LARGO x ANCHO x ALTO (m) x 200 = LARGO x ANCHO  x ALTO (cm) / 5,000

Por ejemplo, un envío de 30x40x20 cm tendría un peso volumétrico de 4 kg exactos (si lo quieres comprobar por ti mismo, ¡dále a la calculadora!).

Eso significa que si el envío pesa más de 4 kg nos cobrarán por su peso real, pero si pesa menos de 4kg, nos cobrarán la tarifa de 4 kg.

El redondeo al alza

Una vez calculado el mayor entre el precio real y el volumétrico, el resultado suele ser una cifra decimal, como por ejemplo 4.80 kg. Las tarifas de todos los couriers suelen estar ajustadas entre rangos de peso, por ejemplo kilo a kilo, cogiendo siempre el valor entero superior. Esto quiere decir que en el caso de 4.80 kg, la empresa de transporte urgente nos cobrará la tarifa de 5 kg (no la de 4, ni algo entre 4 y 5 kg).

Esto es algo que puede parecer poco importante. Sin embargo una mala elección en el tamaño del embalaje puede resultar en un peso volumétrico que “salte” a la siguiente banda de precios, encareciendo automáticamente todos nuestros envíos.

Por ejemplo la diferencia entre una caja de 35x25x22 y una de 35x24x21 (fíjate que simplemente hemos quitado 1 cm en dos de las dimensiones), es la diferencia entre pagar por 3 kg o pagar por 4 kg, ¡para exactamente el mismo envío!

La talla única, que no sirve para los envíos

La elección del tipo de empaquetado que vas a usar para enviar tus pedidos es algo que debería pensarse y optimizarse antes de empezar la operativa online.

Muchas veces, no es el caso, ya que, como todo lo relacionado con los envíos, se suele dejar para última hora. Esto es un grave error que nos puede pasar factura de inmediato.

Dependiendo del producto que vendas online, el empaquetado puede ir desde sobres o bolsas de un tamaño no muy superior a un folio A3 o A4, hasta la necesidad de paletizar tus envíos en enormes cajas debido a su gran tamaño.

Normalmente, como tienda online, sueles estar especializado en un tipo de producto/tamaño, así que es raro encontrar tiendas online que necesiten de tamaños de paquetería muy dispares dentro de la misma operativa.

Es tentador intentar usar sólo un tipo de caja, sobre o paquete. Hay dos razones principales por las que intentar ir por esta ruta:

  • Simplicidad a la hora de completar los pedidos online, ya que las personas en nuestro almacén que completen los pedidos no tienen que pararse a pensar qué tipo de embalaje escoger para cada pedido. El embalaje es único. Esto, en principio acelera la velocidad con la que podemos completar pedidos y tenerlos listos para su envío;
  • Mejor precio de nuestro proveedor de embalajes y paquetería. Por pura economía de escala, siempre obtendremos mejor precio si pedimos 10,000 unidades de un único tipo de bolsa o paquete, que 1,000 unidades de 10 tipos de embalajes distintos.

Como es lógico, en el caso de usar un único tipo de embalaje, debemos dimensionarlo de manera que pueda acomodar el producto de mayor tamaño dentro de nuestro portfolio, o como mínimo el mix de productos típico que suelen ir en nuestro pedido más popular.

Esto significa que, como veremos de inmediato, el ahorro de céntimos o fracciones de euro que hemos conseguido por usar un único tipo y tamaño de embalaje se puede ver superado con creces por el coste adicional que nos supondrá enviar pedidos donde los artículos a enviar no lleguen a ocupar todo el espacio disponible. Para algunos (o muchos) pedidos estaremos pagando extra por enviar…aire.

«Enviar aire es mucho más caro que enviar con 10 tipos de embalaje diferentes.»

Es muy común encontrarnos con tiendas online que venden a la par calzado, ropa y complementos, (artículos, por otro lado, ideales para la venta online).

En ese caso, podría ser tentador dimensionar un único tipo de paquete que pudiera acomodar una única caja de zapatos, y ajustar todos nuestros envíos a esta decisión.

Pedidos con dos o más cajas de zapatos podrían ser enviados cada uno en su caja, algo que en principio no debería penalizar el coste de envío, ya que por regla general las empresas de transporte urgente y paquetería suelen usar la suma de los pesos (ya sea volumétrico o real) de todos los paquetes en el pedido para calcular el precio del envío. Esto significa que enviar dos cajas de 30x40x20 cuesta exactamente lo mismo que enviar una única caja de 30x40x40 (el doble de grande).

El problema viene cuando el pedido es, por ejemplo, dos camisas y un par de calcetines.

Usar una caja en este caso significaría que algo con un volumen de envío potencial de 6,000-9,000 cm3, lo enviaríamos en un volumen de 24,000 cm3, ¡usando un volumen entre 3 y 4 veces superior! Hablando en términos de peso volumétrico, la diferencia sería pagar 1 kg (a lo sumo 2 kg, dependiendo de cómo presentemos el producto para su envío) en el primer caso, versus 4-5 kg en el segundo.

Para envíos internacionales, esta disparidad en volumen puede significar muchos euros de ahorro o sobrecoste en el precio del envío, y la diferencia entre poder ofrecer un envío gratuito conservando un margen de beneficio saludable para ese pedido, y no ganar nada o incluso perder dinero en ese mismo pedido.

Existen soluciones a nivel industrial como Packsize o Slimbox, las cuales optimizan el tamaño del embalaje para cada pedido, pedido a pedido.

El principal problema es por un lado el coste inicial de adquisición, y por otro lado, la realidad nos dice que la mayoría de tiendas online venden artículos de un tamaño parecido, así que con media docena de tipos de paquete y/o sobres, o una combinación de ambas que den para acomodar tanto los artículos de mayor y menor tamaño, así como la mayoría de los pedidos intermedios, se puede conseguir un nivel de optimización cercano al de usar una solución de hardware dedicada.

Es por esta razón que es totalmente normal y recomendable usar varios tipos de embalaje que se adapten tanto a diferentes cantidades de artículos por envío, como al tipo de productos a enviar.

El coste adicional de usar varios tipos de embalaje, comparado con usar un único tipo de embalaje, así como el tiempo extra empleado en seleccionar el embalaje adecuado para cada envío, es negligible comparado con el ahorro que vamos a obtener al enviar nuestros pedidos con la menor cantidad de “espacio vacío”.

Así mismo, el potencial problema de la selección del paquete adecuado para cada envío, deja de serlo usando herramientas como Outvio, donde la persona encargada de completar los pedidos puede, en un click, seleccionar el paquete adecuado para cada pedido, pedido a pedido.

Algo que parece tan lógico como lo que acabo de exponer, no parece tan obvio cuando nos enfrentamos a productos que ocupan mucho volumen pero pesan relativamente poco.

En estos casos, necesitamos algo más de ingenio para poder vender online, enviando a todo el mundo, con precios de envío bajos y unos márgenes de beneficio favorables para todos nuestros pedidos.

¡Sácale rendimiento (y el aire) a tus envíos!

Hay una gran cantidad de tiendas online, muchas nuevas, otras con años experiencia en la venta offline (tienda física), que se lanzan a la venta online sin considerar que cuando uno vende online, optimizar el coste del transporte hasta el cliente final y obtener precios de envío baratos para todos y cada uno de tus pedidos online, es tan importante como el reducir los costes de producción o adquisición del producto.

De hecho lo es mucho más.

Si tu portfolio contiene artículos como cojines, almohadas, lámparas de diseño o ropa de hogar (entre otros) esta sección es para ti.

En estos casos es indispensable planificar qué artículos vas a ofrecer en tu tienda online y cómo van a ser empaquetados para su envío.

Muchas tiendas online se sorprenden al ver que para el envío de una almohada se les aplica la tarifa de 12 o incluso 15 kg, si hablamos de una almohada grande y blandita de calidad. La sorpresa viene por dos bandos: no entienden el concepto de peso volumétrico, y/o no se han parado a pensar cómo enviar ese artículo pagando mucho menos.

Existen soluciones industriales con las que tras colocar el producto en una bolsa de plástico, son capaces de presionar y sacar todo el aire, dejando el producto reducido a su mínima expresión.

Al final se trata de reducir el volumen del artículo, ya sea enrollándolo y presionándolo y/o usando máquinas de vacío que extraigan la mayor parte del aire.

Nuestra experiencia nos dice que haciendo lo primero conseguimos un resultado más que aceptable reduciendo el volumen entre un 50 y un 80%.

Esto significa que para una almohada de 80x40x25 (13.3 kg), el envío lo podemos reducir a unos mucho más fáciles de digerir 40x20x20 (2.7 kg de peso volumétrico).

Al final lo mejor es ver cómo lo hacen los grandes del eCommerce que ofrecen productos similares a los nuestros.

Échale un vistazo a la web de IKEA. El gigante sueco fue pionero en optimizar el embalaje de sus muebles (y todo lo demás) permitiendo maximizar la cantidad de productos que los clientes podían llevarse directamente en su coche, el mismo día.

Vemos que complementos de gran volumen y poco peso raramente se entregan ya montados o en su forma final, sino que vienen empaquetados de manera que el volumen sea el mínimo. Por ejemplo la almohada Knavel de 90x40x20 (12 kg volumétricos), una vez empaquetada lista para su su envío apenas ocupa 40x15x15 (1.5 kg volumétricos), ¡una reducción de casi el 90% de su volumen original!

En el caso de artículos como lámparas de diseño, es importante trabajar con los fabricantes o si somos productores, diseñarlas de manera que se puedan empaquetar con el mínimo volumen para que luego el cliente las monte en su máximo esplendor.

De esto, también puedes aprender de Ikea, y ver cómo el producto embalado ocupa muchísimo menos que el producto en sí.

Tener envíos baratos para tiendas online no pasa únicamente por la ardua tarea de negociar tarifas y condiciones con transportistas (a no ser que te saltes esa parte usando una herramienta de gestión plug-and-play como Outvio), sino que implica tener una estrategia desde el principio sobre qué tipos de embalaje vas a usar para hacer tus envíos y qué productos necesitan de un pre-procesado antes del envío para así reducir su volumen y poder ofrecer envíos baratos, urgentes y asequibles sobre todo tu portfolio de productos, no sólo en unos cuantos.

En Outvio estamos comprometidos, en todo lo posible, a optimizar y automatizar todos los procesos desde que recibes la venta en tu tienda online hasta que el producto es entregado a tu cliente.

Tengo una tienda online en España y vendo en Europa: ¿qué hago con el IVA europeo?

Si tienes una tienda online en España y vendes de forma regular a otros países de la UE (Unión Europea), estás haciendo lo que en Europa llaman “distance selling” (venta a distancia). De ser así, seguramente más de una vez te has preguntado si existe algún tipo de IVA europeo…

Tras varias semanas empezando a trabajar con todo tipo de ecommerce hay una cuestión que aparece más a menudo de lo que uno esperaría, incluso de los más experimentados. Me refiero a cómo conseguir envíos baratos para tiendas online. Para lograrlo, debemos empezar por optimizar el embalaje o packaging de…

Envíos baratos para tiendas online: 4 secretos

Tras varias semanas empezando a trabajar con todo tipo de ecommerce hay una cuestión que aparece más a menudo de…

Guía práctica en 5 pasos: herramientas ecommerce esenciales para hacer crecer tu tienda

Una vez has creado tu tienda online, lo único que hace falta es coger el toro por los cuernos. Pero, ¿cómo se hace eso exactamente? ¿Cómo atraes compradores a tu sitio web?, ¿cómo haces que compren?, ¿y cómo haces que vuelvan, y cada vez en mayor número, para comprar de…

Tras varias semanas empezando a trabajar con todo tipo de ecommerce hay una cuestión que aparece más a menudo de lo que uno esperaría, incluso de los más experimentados. Me refiero a cómo conseguir envíos baratos para tiendas online. Para lograrlo, debemos empezar por optimizar el embalaje o packaging de…

Envíos baratos para tiendas online: 4 secretos

Tras varias semanas empezando a trabajar con todo tipo de ecommerce hay una cuestión que aparece más a menudo de…

4 ejemplos breves para inspirarte: cómo hacerse viral y propagarse más rápido que el terrible coronavirus con tu tienda online

Muchas tiendas online sueñan con volverse virales, ya que es la forma más rápida de que sus marcas sean reconocidas de la noche a la mañana y, asimismo, dar a conocer su(s) producto(s) ante un nuevo público. Sin embargo, no existe una fórmula sencilla para volverse viral. De hecho, la…

Tras varias semanas empezando a trabajar con todo tipo de ecommerce hay una cuestión que aparece más a menudo de lo que uno esperaría, incluso de los más experimentados. Me refiero a cómo conseguir envíos baratos para tiendas online. Para lograrlo, debemos empezar por optimizar el embalaje o packaging de…

Envíos baratos para tiendas online: 4 secretos

Tras varias semanas empezando a trabajar con todo tipo de ecommerce hay una cuestión que aparece más a menudo de…